jueves, 28 de febrero de 2013

Saber que te adelantas a mis sentimientos es cosa de un demonio de fuego. Escúchalo en esta voz hecha de arena y otros regalos de sombra.

2 comentarios:

Manuel Marcos dijo...

Admirable.

Constance Lefevre dijo...

Palabras estremecedoras por su contenido tan profundo.


Saludos!


Puedes visitar los relatos que han decidido escapar por aquí:
http://circosinfenomenos.blogspot.com/