martes, 14 de marzo de 2017

Donde explico la naturaleza de mis cuatro enemigos I

EL TODO

En el discurso, con frecuente rapidez, se recurre a "todo" o "todos" como conclusión/premisa fácil de algún conocimiento.
Generalmente, no suele referirse a la concreción de un conjunto finito, sino  a una noción abierta e incomprobable.
Además, el "todo" tiende a convertirse en una unidad aquello que está compuesto de multitud de elementos, cada uno algo distinto de los demás. No sólo anula sus matices, sino que los destierra de una consideración mental. Esto nos lleva a tener en cuenta al siguiente enemigo.

No hay comentarios: